lunes, 24 de septiembre de 2012

Alfred Adler


Desarrolló:
A) ideas de igualdad entre todas las personas, en raza, religión o  sexo
B) el juego dialéctico entre  la persona y su ambiente.

   
PSICOLOGÍA INDIVIDUAL DE ADLER
     
  
La teoría de la personalidad de Alfred Adler y su concepción antropológica  constituyen un  sistema conocido como Psicología individual.
 El término individual, se refiere a la unidad única y singular  de la personalidad, que es una totalidad  indivisible.   
  
Según Adler hay dos dinámicas  humanas básicas que son (a) la lucha por el  significado de la vida, y  b) el interés social, los cuales  deben ser desarrollados  conscientemente. Uno se siente realizado, cuando opera con las dos  dinámicas.

Uno de los supuestos básicos, de este sistema es que la vida   es movimiento, y que  lucha indefinidamente por una mejor adaptación al entorno, es lo que Adler denomina “instinto de superioridad”.  Cualquier  error en la  adaptación  es vivenciado como “sentimiento de inferioridad” o de  inadecuación  por lo  que el cuerpo, los  sentimientos y la mente luchan por superarlo hacia la consecución de la meta final.
Adler considera que en la medida en que todos luchamos por la perfección, el  predominio y la superioridad, la meta final de todos los individuos es la misma,  sin embargo cada concepción personal con respecto al significado de la  perfección, el predominio y  la superioridad es distinta y única. 
 
Como terapeuta privilegió la relación cara a cara con el paciente y una actitud  de encuentro personal con él. 
Creía en la necesidad de que el paciente asumiese su  responsabilidad ante los síntomas en lugar de lamentarse y de   esgrimirlos como   excusas para evadirse de los  compromisos y obligaciones que acarrea la vida, utilizando la confrontación como herramienta terapéutica para lograr su cooperación de un objetivo común.                              
Se basa en la singularidad, en la autoconsistencia, actividad y creatividad del ser  humano (estilo de vida),y abierta a un sistema dinámico de motivación  busca  una meta subjetiva de éxito, y una potencialidad innata para la vida social (interés social)
   
Sostiene que  hay un nexo entre persona y  la sociedad. No se puede estudiar el hombre desvinculado de su entorno y comunidad. 
La persona sólo llega a realizarse si establece con el mundo una relación que incluya a sus prójimos: esto se logra, en una relación social. 
 
Según Adler  la principal fuerza motivante  es el de tener poder, el ser superior, no para  dominar a otros, sino para mejorarse uno mismo, moverse hacia delante, progresar, elevarse, es una fuerza de crecimiento para ir de un menos a un más,  moverse hacia el autoperfeccionamiento ,hacia una meta, a encontrar un  sentido a la vida.
Para ello es necesario que los padres den estímulo,  coraje, ánimo, confianza y creatividad a sus hijos.
 
Sostenía que nuestras emociones no son simplemente el resultado de eventos exteriores, sino más bien son el resultado de  las  interpretaciones de estos eventos. Todo ser humano está orientado hacia una meta subjetiva. Se debe conocer cuáles son los motivos  de  la persona, su lógica privada sus y constructos personales.               
                                                             
 El comportamiento está influido por los sentimientos de inferioridad. El tomar  conocimiento de nuestras deficiencias puede  generar sentimientos de  malestar y querer superarlo. 
Estos sentimientos de inferioridad son comunes, normales y funcionales, pues  sirven para motivarse, y movilizarse,  pero la dirección que se toma como  resultas del sufrimiento determina si  el comportamiento subsecuente es útil o inútil.
La Psicología individual es subjetiva, y  toma en cuenta la felicidad y el éxito, y que lo bueno proviene de la integración con el interés social, y el de ser buena persona. Las vidas están relacionadas a los demás. Es importante considerar  el bien de la humanidad. La psicología individual  toma en cuenta la moralidad, que es también un pilar de la resiliencia.
Las personas actúan  en términos  de su fenomenología, percepciones,  Memorias, ideas, conceptos, valores, lo que piensan, sientan  o interpretan de  los eventos.  
 Es decir, que lo que la persona siente  es más función de fenomenología, el punto de vista de la persona, más que en los hechos. 
 Uno puede llegar a  hacer mucho consigo mismo dentro  de los límites    establecidos por lo biológico, lo social y el ambiente  
  La  concepción dinámica que la  psicología individual no está en el determinismo, sino que la persona construye su mundo. El niño no es una criatura pasiva  formada por fuerzas externas, sino, más bien, un ser autónomo que avanza entre sus propias experiencias, depende del propio individuo lo que él  mismo logre con su  capacidad, esfuerzo y voluntad.
                                                                                                                                                  
El mismo  individuo es responsable de su éxito también  lo es de su fracaso. Adler no lo  exime de responsabilidad  Si fracasa debe buscar la causa en sí mismo- Adler, quien no moraliza, no hablará de culpa, sino más bien de error-y no utiliza la herencia y el medio como excusa.
  El plan de vida del neurótico, pretende  que ha fracasado por culpa ajena, sin que exista responsabilidad personal.

PRINCIPIOS DE LA TEORIA DE LA INDIVIDUALIDAD:

TELEOLÓGICO

significa moverse  hacia propósitos, metas. Que en cuanto se ha reconocido la meta que se ha  propuesto una  persona, se pueden comprender sus pensamientos, intenciones, y afectos. 
En este  ¿Hacia dónde va?  Se  encuentra el motivo. Se toman en cuenta las  causas que han producido una conducta determinada, aunque es más  esencial la cuestión de lo que el individuo haya hecho de tales vivencias  pasadas.
 La psicología individual está orientada hacia un fin, a una meta. No se puede Variar lo que uno lleva consigo, pero si los fines a que se tiende.
  Hay una finalidad, la perseverancia consciente - inconsciente, de todos los movimientos del hombre, así como sus  pensamientos, intenciones y afectos.
En cuanto se ha reconocido las metas que se ha propuesto una persona, se pueden comprender sus pensamientos e intenciones.

 “Adler introdujo el término "estilo de vida”, en los años  treinta, que constituye
Lo  singular de una persona.
  
 
Para subsanar un defecto, no basta combatirlo, se ha de descubrir y variar todo el estilo de vida.
   “El modo en que un individuo se conduce hacia su meta final constituye su tipo  o “estilo de vida”.
  Un niño de  5 años, ya tiene una opinión de sí misma, de su capacidad y de su actitud futura frente a sus semejantes.
  El estilo de vida es  una marca que hace a la persona distinta de los otros y se  manifiesta en todo lo que ella haga, se  desarrolla en la infancia. Para subsanar un defecto, no basta combatirlo, se ha de descubrir y  variar todo el estilo de vida. 
   Factores que conformar el estilo de vida: a) Educación. b) Constelación Familiar, c) Posición  entre la serie de hermanos. 
   El único motivo por el que un estilo de vida puede cambiar es comprender los  errores de la infancia cometidos durante su construcción y corregirlos  activamente hacia un enfoque vital en consonancia con la comunidad.   
   El estilo de vida se manifiesta a través de conductas, actitudes, vivencias    hábitos que el ser humano despliega diariamente, consigo mismo, con las demás personas y la naturaleza. 

 
El individuo se adapta  en el perseguimiento de su meta,  de superioridad, de un  propósito, de un plan, hacia la consecución del ideal abstracto. Este ideal  se convierte en estilo de vida. Hay una línea de movimiento psíquico alcanzar su objetivo único, venciendo los obstáculos.

CARÁCTER  
  
La actitud psíquica, a la manera  en que un individuo se enfrenta a su entorno, a la directriz sobre la que avanza  la tendencia hacia un fin más egocéntrico en combinación con el sentimiento  comunitario.
   
Rasgo de carácter es una determinada forma de expresión de la psique en una persona que intenta enfrentarse a las tareas de la vida. El carácter es el concepto social, rasgo de  carácter si tenemos en cuenta el contacto de una persona con su entorno. El término personalidad se suele usar como sinónimo de carácter. 
  
  La base del carácter  se crea en la edad de 3 a 5 años.
 la vida es  movimiento y que lucha por una mejor adaptación al entorno, esfuerzo que 
Adler denomina instinto de superioridad. 

   La psique está dirigida y gobernada por los valores, fines e intereses del  propio individuo por lo que la conducta es el resultado de su lucha por alcanzar  la meta auto propuesta. 
 
INFERIORIDAD DE ÓRGANOS 

  Adler en 1914,  expuso la idea de la inferioridad orgánica y los mecanismos de  la compensación. Con ella  procuraba hallar una respuesta a la eterna cuestión  de por qué, cuando la gente sufre una enfermedad o una dolencia, éstas se  localizan en una determinada región del cuerpo.
  Adler sugirió que la razón del asiento de una dolencia particular en tal o cual  región es una inferioridad básica de ésta, una alteración morfológica o  deficiencia  funcional,  que puede estar dada por causa de la herencia o de  alguna anormalidad de índole evolutiva, y señaló que a menudo la persona con  un órgano defectuoso  procura compensar su deficiencia. 
 Se caracterizan por un rendimiento o un modo de funcionamiento que no  corresponde  a lo normal o a las exigencias exteriores.

  “Además de las inferioridades orgánicas de volumen, de forma o de  posición, se encuentran las anomalías funcionales .Una alteración  morfológica puede  estar reemplazada por una deficiencia funcional. Las inferioridades funcionales constituyen el grupo más importante, a partir del cual cabe percibir con mayor claridad el grupo de las inferioridades morfológicas. 
 En   virtud de la ayuda compensadora de una parte vecina del órgano, por la  contribución de otro órgano o por la explotación exagerada del órgano en  estado de inferioridad, en   muchos casos, la compensación a largo plazo se  realiza gracias al papel supletorio de un órgano simétrico. La cuestión depende  de las posibilidades de reserva. Es fácil  comprender que hasta las habituales  exigencias de la vida y de la civilización puedan manifestarse de manera nociva  en el nivel de esos puntos críticos locus  minoris resistentiae. 
    
   La acentuada tendencia a la hipertrofia del órgano en estado  de inferioridad permite suponer que  precisamente los órganos caracterizados por una  inferioridad primaria están llamados, en ciertas circunstancias, a asumir un  mayor rendimiento funcional durante un tiempo, más o menos largo. 
   La herencia se caracteriza por la transmisión al descendiente de uno o varios  órganos en estado de inferioridad.
   La naturaleza partiendo de órganos inferiores y valiéndose de la compensación, permiten un rendimiento satisfactorio .En otros casos la misma no se realizó de todo a causa de un material de reserva insuficiente o bien a causa   de un agotamiento prematuro de aquellas fuerzas que acarrea perturbaciones en el proceso de compensación .En ciertas condiciones esos casos constituyen el grupo de las neurosis y de las psiconeurosis.
  En el mundo circundante, los órganos en estado de inferioridad tropiezan con  dificultades, peligros, situación que corresponde al papel de la relación natural  de los órganos con el medio exterior y que, en definitiva, representa la base de  la selección natural de Darwin. Sólo al aumento de esfuerzos, el órgano en  estado de inferioridad podrá triunfar en esta situación.
 
  La  armonía entre el rendimiento psíquico y el físico, un paralelismo  psicofísico caracteriza el desarrollo del niño de capacidad normal.
 Partiendo de los procesos que permiten superar un defecto infantil o  dominar las dificultades resultantes de un órgano en estado de inferioridad  podemos llegar a la conclusión de que existen mecanismos de en la superestructura psíquica.
   Significa que de un estado de vulnerabilidad se podría llegar a un estado de resiliencia.

SENTIMIENTO DE INFERIORIDAD:

   El principio básico es el del movimiento de todos los procesos psíquicos desde la situación de inferioridad hasta la de superioridad.
  El organismo puede equilibrar, compensar deficiencias innatas o adquiridas; la carencia de un órgano sensorial puede producir la agudización o el aumento de otras funciones sensoriales. 
La psique, como parte del organismo total, desempeña un papel en el proceso de  adaptación. Compensación  Psíquica.           
 
   Como sentimiento, es siempre  subjetivo, depende de ciertas concepciones valorativas y no ha de equipararse a una inferioridad objetiva.
 También se trata de cómo viva cada cual una determinada situación, en algunos se desarrolla  un complejo de inferioridad, con trastornos de conducta. 
  Sólo uno se puede  autovalorar si se basa en una escala comparativa, lo que  significa que el sentimiento de inferioridad sólo puede concebirse en  comparación con los demás, constituyendo, un fenómeno sociopsicológico. 
   Del deseo de vencer, tal sentimiento, de superar las dificultades, nacen esas  aspiraciones ambiciosas, esa vanidad, esa susceptibilidad exacerbada y  esos  excesos de precaución  que tipifica a los sujetos en cuestión: todo ello porque se  sienten como si vivieran en territorio enemigo. 
 
 También la actitud hostil para con los otros, la irritabilidad, la sociabilidad, el egocentrismo  integran las particularidades de estos niños.
Cuando han perdido la fe en sí mismos  y la seguridad de triunfar sobre los demás, y cuando ya no creen en la posibilidad de resolver los problemas que la vida plantea, estos rasgos ceden al desaliento, a la angustia, a la envidia, al disconformismo. Buscan subterfugios  y falsos pretextos para mantener su personalidad a un nivel más o menos alto.
 Están atormentados, por la idea de su inferioridad. La más simple decisión que  deben tomar, a que les somete la vida, los llenan de temor, los hacen temblar y los  llevan a encaminarse en la dirección  del menor esfuerzo, a encontrar una excusa  para abandonar el trabajo iniciado.
 En su pesada herencia, en la educación que han recibido, en  enfermedades, buscan y encuentran una disculpa y una justificación para sus debilidades de toda  índole. La primitiva aspiración hacia la preeminencia no tarda en dar paso a una  actitud de completa indiferencia respecto a los problemas de la vida. Y pasan sus  días y soportan sus sentimientos en una atmósfera de descorazonamiento.
                                                                                                                                                        
  Pero el organismo puede equilibrar, compensar deficiencias innatas o  adquirirlas, como  confirman numerosas experiencias clínicas: en un fallo de  ritmo cardíaco, por ejemplo, el músculo del corazón aumenta para satisfacer  sus demandas de funcionamiento. La carencia de un órgano sensorial puede  producir la agudización y el aumento de otras funciones sensoriales .El  desarrollo y las fuentes de estímulos vitales impulsan a superar manifestaciones de estas inferioridades.
   Adler dedujo pronto en sus estudios que, a través de la estructura del  sistema nervioso central, la psique, como parte del organismo total, desempeña  un papel en el proceso de adaptación: Demóstenes, el tartamudo, llegó a ser el  mayor orador de Grecia. Lord Byron, cojo, fue un gran poeta. 

   De esta manera llegó al concepto de "compensación psíquica", en la  psicología adleriana: la fe fisiológica del impulso compensatorio se convierte en  una ley psicológica, y el concepto de compensación, perteneciente al campo de  los procesos orgánicos, se amplía a la ley de constitución de la   personalidad.
  La búsqueda de tal impulso de compensación condujo a Adler en 1910, al  fenómeno del sentimiento de inferioridad. Pero el sentimiento de inferioridad, no siempre tiene por fuente una inferioridad orgánica. 
 Idéntico sentimiento de inseguridad se descubre en los niños sobre los  que pesan cargas demasiado pesadas, en los que han crecido en la miseria. 
Igualmente se acumulan  dificultades cuando los niños se ven privados de amor y de afecto. Ello detiene el desarrollo de sus sentimientos altruistas y de su  sociabilidad, así como de su confianza en los humanos. Tampoco estos niños  pueden dejar de sentirse extraños entre los hombres siempre están desilusionado se creen humillados y engañados.  
  Asimismo las esperanzas desmesuradas que suelen fundarse en el niño pueden  ser causa de graves perjuicios para él, pues en tales casos el niño no vive sino en  el temor de no justificarlas. Entonces puede llegar a una situación susceptible de  formularse con las palabras de Shakespeare, pone en boca de uno de sus  personajes”. Por lo tanto, estoy decidido a convertirme en un canalla”, O bien,   completamente desalentados, estos niños se refugian en la neurosis.
  
Una tercera situación desfavorable al desarrollo normal del niño es la que crean  los cuidados demasiado, tiernos, la existencia de invernadero. Sobreprotección. 
Tales niños crecen sin conocer dificultades, sin ocasión de entrenar sus  capacidades y retroceden ante el menor obstáculo.
  Pasan toda su  vida en la espera de que otros harán por ellos cuanto sea   necesario. Sufren de un exceso de ambición y de falta de perseverancia, también ellos, mediante diversos pretextos, acaban por retirarse detrás del frente  de la vida, por volver la espalda a las exigencias de su tiempo
 a) Si se valora mucho un rendimiento determinado, una debilidad en este sector provoca un sentimiento de inferioridad. Una debilidad de rendimiento real no ha de conducir necesariamente a  un sentimiento de inferioridad, del mismo modo en que la vivencia de tal debilidad no ha de significar una debilidad real.
  
b) angustia social, de ser excluido de la comunidad, de quedar se solo por privación de la estima social. 
c) Sentirse inferior es normal, necesario y deseable. Pero lo que importa es el grado y el modo en que  se vive el Sentimiento de inferioridad. 
d) La carencia de ánimo y   de confianza en uno mismo, aumenta la vivencia. 
e) Un sentimiento de inferioridad   cuando es  acentuado es anormal, porque  puede ser causa de un desarrollo neurótico.
f) la forma normal va  unida a un sentimiento esperanzador de “no poder aún “.
g) La forma anormal, va unida a la sensación básica de “no poder”, no de ver
h) Si se establece o no un desarrollo neurótico, depende de la formación de opiniones acerca del propio valor, así como influencias  positivas y correctoras.
i) La forma anormal del sentimiento de inferioridad, se llama complejo.´
 
   Según Adler, sentirse inferior pertenece a la esencia de lo humano pero lo  que importa es el grado y el modo en que se vive el sentimiento de inferioridad puede aumentar tanto que una vivencia y una conducta adecuadas se vean  obstaculizadas por una carencia de ánimo y de confianza en uno mismo.
   Un sentimiento de inferioridad tan acentuado es considerado como  anormal , porque puede ser causa de un desarrollo neurótico, y puede llevar a  un complejo de inferioridad.



CONDUCTA DEFENSIVA:

  La  seguridad crece con la autoestima: Mientras cree que sus semejantes la  admiten, aceptan y valoran. 
Con un sentimiento de inferioridad fuerte, el individuo tendrá la angustia de quedarse sólo por la privación de la aceptación social.
 Hace enormes esfuerzos para afirmar  su autoestima, monta defensas para proteger el yo de las amenazas del exterior, y  para preservar e imponer su afán de superioridad, poder y valor. 
Agresión: Intentos de compensación anticomunitarios.
Desvalorización.
Autocensura y culpa.
Defensa por retroceso, por distancia.
Comportamientos pasivos,
 Proteger la autoestima y preservar la necesidad de poder y de valor. 
Evitar o escapar toda situación peligrosa que puede llevar a la derrota, retraimiento, indecisión,  escape. 
 
NEUROSIS:                                                      
Intento fallido de librarse de  un sentimiento de inferioridad y lograr, así el de superioridad. Se retira  ante las exigencias de la convivencia.
Neurosis-proceden de la dinámica inconsciente.

Disposición Neurótica:
 Por un fuerte sentimiento de inferioridad, la persona tiende más hacia una meta personal, produciéndose en su   sentimiento comunitario un desarrollo retardado, la persona tiene una opinión errónea acerca de sí y del mundo, sus metas son falsas, y su estilo de vida, erróneo.
Desánimo, egocentrismo, tendencia a la descompensación.
Todos los problemas de la vida, lo son de cooperación humana una persona que se retrae ante las exigencias de la vida en común y persigue un fin más  egocéntrico no podrá responder a la realidad, por lo que podrá alcanzar meta ni tampoco compensar su sentimiento de inferioridad. 

  El que tiene un  sentimiento de inferioridad, tiene la angustia de no ser aceptado, valorado, de quedarse abajo. Es la razón del retroceso ante las exigencias de la convivencia y el de usar la lógica privada. Estilo de vida del neurótico se manifiesta en miedo a decidir, huida ante la realidad, sustituir por una ficción, a costa de la conciencia  de la realidad. Comportamientos que suponen un fuerte retroceso ante las exigencias de la vida. 
 Causas que  puedan llevar a la neurosis, por sentimiento de inferioridad:
a) La posición de partida de toda persona es la insuficiencia, desvalimiento, dependencia del adulto, imposibilidad de realizar lo que les está permitido a los adultos y a los niños mayores. Se compara y se estima insuficiente. Estado emocional que se produce cuando lo que se desea aún no parece asequible con las propias fuerzas.
b) Se siente inferior porque debe hacer algo que fisicamente no puede y que no está permitido. 
c) Cuando lo que se desea ha de alcanzarse con las propias fuerzas, aún cuando no se pueda, y no está permitido alcanzar lo deseado.
d) La comparación con los demás, la educación, el trato por los factores que deciden el efecto en la autoestima de una persona. 
e) Defectos y actitudes erróneas en la educación
      f)   Situación  en el grupo de referencia. 
       
  
    El término, “complejo de inferioridad" Adler lo designó como una forma  anormal o exagerada  de tal sentimiento” lo que puede originar trastornos de  conducta y psicopatológicos.
- La persona  cuando  busca compensar dicho complejo de inferioridad,  puede orientarse  hacia el lado positivo, con acciones dirigidas hacia la comunidad hacia un comportamiento socialmente útil, y son  negativas cuando son  egocéntricas.
 -Se debe observar si el individuo está  tomando el camino  adecuado para modificar  y superar su sentimiento de privación y limitación, si el movimiento de compensación  se realiza en la dirección adecuada  o si ha elegido un camino erróneo al querer compensar su deficiencia. 
- El realizar  la compensación hacia el lado útil, el sentimiento comunitario, la  interacción  con otras personas significativas  y  la prevención son  todos factores protectores  que intervienen en el  desarrollo de la  resiliencia y para dar  un significado a la vida.
 
COMPENSACIÓN –SUPERCOMPENSACIÓN.

 Adler  sostiene que  hay una compensación física y /o psíquica, para superar las deficiencias e incapacidades, lo que también se podría relacionar a la capacidad de resiliencia. 
Resiliencia  es:
 1) Resistencia frente a la destrucción,  es decir la capacidad de proteger la propia integridad frente a las presiones deformantes.
2) La  capacidad para construir conductas, habilidades y competencias vitales positivas pese a las dificultades y las circunstancias adversas.3) Acceder a una vida  significativa y  productiva.(Basile)
  Ante el sentimiento de inferioridad, por todas las causas mencionadas, y por la variedad de adversidades que se enfrentan, se busca superarlas, y salir fortalecidas.  
  Adler creía que los sentimientos de inferioridad son dolorosos, no pensaba  que el alivio de tales sentimientos deba ser necesariamente placentero, pero  para él la finalidad de la vida no es el placer sino el afán   de perfección.
   Es  difícil soportar el sentimiento de ser inferior y de estar abajo, por lo que, para dominarlo se intenta equilibrar, compensar dicho sentimiento. 
   La compensación se orienta a la  meta final a que  tiende la persona, y procede del sentimiento de inferioridad, siendo éste la fuerza motriz. 
Orientación psicodinámica: toda la vida humana se encuentra en movimiento, es un esfuerzo hecho desde un estar abajo, hacia un estar arriba, de una situación inferior, a una situación superior El fin dirige hacia  la compensación.
Situación superior, se crean metas ficticias, y se mantienen o se tiende a metas más reales. 
  
  Según la valoración individual,  la compensación puede discurrir en dos direcciones, mientras la tendencia hacia “arriba” en la persona psíquicamente sana, incluye el bien de los demás, en  la neurótica, se concentra más sobre ésta y tiene un objetivo personal, la meta del egoísmo, no considera el bien común.  Arriba” en la persona psíquicamente sana, incluye el bien de los demás, en la neurótica, se concentra más sobre ésta, y tiene un objetivo personal,
  Mientras que el individuo psíquicamente sano se compensa por la parte socialmente útil, el neurótico lo hace más por la socialmente inútil. Gran parte de los problemas de la vida lo son de cooperación humana.
 El neurótico quien tiene una finalidad más personal, no responderá a la realidad social, no pudiendo alcanzar esa meta. 
 Se crea fantasías, y una situación  como sí, que no  corresponde n a la realidad.   
  Los fines situados al lado de la utilidad social son cercanos a la realidad, mientras que los situados del lado de lo inútil son neuróticos y ficticios. 
 
 La persona  cuando  busca compensar el complejo de inferioridad,  puede  orientarse  hacia el lado positivo, con  acciones dirigidos  hacia la comunidad  hacia un comportamiento socialmente útil, y son  negativas cuando son   egocéntricas.
 

 “Es difícil soportar el sentimiento de ser inferior y de estar "debajo “·, por lo que, para dominarlo, se intenta equilibrar, compensar dicho sentimiento.
   La compensación se orienta por la meta final a que tiende la persona, y  procede del sentimiento de inferioridad, siendo éste, “la fuerza motriz, el punto  del que parten y se desarrollan todos los esfuerzos por marcarse una meta. 
  De este modo, el sentimiento de inferioridad constituye el origen de cualquier  acción y conducta.
                                    
   “Según la valoración individual, la compensación puede discurrir en dos  direcciones: mientras la tendencia hacia "arriba" en la persona psíquicamente  sana, incluye el bien de los demás ,en la neurótica, se concentra más ésta y tiene un objetivo personal, la meta del "egoismo",tendencia egocéntrica  que no considera el bien común. 
   El individuo psíquicamente sano se compensa más por la parte socialmente  útil, con el sentimiento comunitario, con la cooperación humana, con el  desarrollo de sus facultades sociales, ganando seguridad y ánimo, es decir  alcanzando su meta.
  Los fines situados al lado de la utilidad social son cercanos a la realidad,  mientras que los situados del lado de lo inútil son neuróticos y ficticios.   
  El neurótico, quien, por el contrario tiene una finalidad más personal, no responderá a la realidad social, no pudiendo, por ello, alcanzar esa meta. 
    Los  fines neuróticos y ficticios, están situados del lado de lo inútil.
 Compensación: se ha de reservar para los "procesos psíquicos normales de  equilibración 
   La supercompensación da como resultado un rendimiento auténticamente  positivo.
 
Pseudocompensación son intentos fallidos de compensación de los  sentimientos de debilidad, que se dirige hacia metas ficticias, hacia un fin  personal.
 
Descompensación: miedo al fracaso, retrocede, retraimiento, timidez, no perder prestigio, se evita toda situación que pudiera suponer una derrota. 
 La persona  cuando  busca compensar el complejo de inferioridad,  puede  orientarse hacia el lado positivo, con acciones dirigidas hacia la comunidad hacia un comportamiento socialmente útil, y son  negativas cuando son   egocéntricas.

SENTIMIENTO COMUNITARIO 

  Para Adler la vida humana  es principalmente vida social y no se puede dar cuenta de una conducta   aislada de su contexto social.
  El hombre es un ser primordialmente social, que está inmerso en una  situación social, y llega al mundo como ser socializado. 
El modo existencial del hombre es la  convivencia. Al hecho de la inserción social del individuo, con sus  exigencias, inalienables, lo denomina Adler la “férrea lógica de la convivencia humana”. Infringirla perturba la existencia humana y, si la persona incurre en contradicciones con las exigencias de la convivencia, pierde el equilibrio psíquico. Esta capacidad de relación se refleja en el sentimiento comunitario.
  Adler habla del innato sentimiento comunitario, es una capacidad, una  potencia y de una tendencia que se ha de  actualizar, se ha de desarrollar conscientemente; de una disposición, genéticamente programada, que  se puede aprovechar o desechar. 
 Los trastornos psíquicos se pueden entender no sólo como perturbaciones en  el individuo, sino también  en la situación social. 
   El sentimiento comunitario incluye la aspiración al propio bien como parte del  bien de la colectividad, lo que significa que la persona en su legítima y personal  aspiración a la felicidad, procure que otros participen de ella y considere como  misión propia la solución de todas las dificultades de la vida, surgidas tanto   dentro como fuera de su persona. 
  La persona es comprometida la que se plantea sus propios problemas y los de sus semejantes para así tener una forma de vida útil para todos.
  El hombre, en cuanto ser social primario, siente el natural deseo de ser  admitido y  aceptado por sus semejantes, de que éstos le valoren. De aquí  deriva la importancia del sentimiento de autoestima, unido al ánimo necesario  para plantearse los problemas de la comunidad y de la vida. 
  La autoestima  el ánimo son, otros tantos criterios más de la salud psíquica  que, a  su vez, depende del sentimiento comunitario. La aceptación por parte  de la comunidad aumenta la autoestima, una autoestima débil rehuye la  cooperación. 
 Para Adler, el sentimiento comunitario bien desarrollado significa el ánimo de  ser independiente y combatir los males sociales, el deseo de un futuro mejor en  bien de la humanidad.                                                                                                                      
  Da mucha importancia al sentido comunitario para lograr la  compensación      hacia el lado útil de la vida, y no sólo hacia metas personales y egoístas.
    
  La  solidaridad social, es el sentimiento de  vivir  junto a los demás  es para Adler, la  condición necesaria de la salud mental . La conciencia social  ancla al individuo con firmeza en la realidad y contrarresta  la tendencia a la  meta ficticia que lo aleja de ella. 
  
   Sólo cuando la persona posee un sentimiento comunitario desarrollado, puede responder a la realidad, constituida por las situaciones  sociales y encontrar la solución a sus problemas. 
  Así, los trastornos psíquicos se pueden entender no sólo como perturbaciones en el individuo, sino como de la situación social.   Desempeña también un papel importante en la actividad intelectual.
  El hombre, en cuanto ser social, siente el natural deseo  de ser admitido y  aceptado por sus semejantes, de que éstos le valoren.
  
 La aceptación por parte de la comunidad, aumenta la autoestima, que es también un pilar de la resiliencia. Una autoestima débil rehuye la cooperación. 
Animo de ser independiente y combatir los males sociales, y el deseo de un futuro mejor en bien de la humanidad. 
Madre e hijo: es un nosotros primario, confianza primaria, de Erikson. Creador de una vivencia de pertenencia y vinculación y de una atmósfera de protección, da lugar a la confianza en uno mismo, en los demás y en el mundo, que es necesaria si un niño ha de adquirir el ánimo para enfrentarse, mediante aprendizaje, con personas desconocidas. 

  El sentimiento comunitario  es la capacidad innata por la que el individuo puede responder a la realidad, constituida por la situación social.
  Comienza con la relación materno infantil, el nosotros primario. Dos o más
Personas para un bien común. Ese nosotros da confianza,  protección, pertenencia, convivencia en paz  y compartir un bien común. 
                
LA SITUACIÓN EN EL GRUPO DE REFERENCIA: POSICIÓN ENTRE LOS
HERMANOS. 
CONSTELACIÓN FAMILIAR
La situación psicológica de cada hijo es individual.
Dedicó especial atención al orden de nacimiento, en la elección del estilo de vida de un individuo. Sostiene que la posición que el niño ocupa en la familia influirá    decididamente sobre  él, posición  que más que responder a un ordenamiento numérico tiene que ver con la relación  en que el niño se siente  respecto de sus padres y hermanos.
 El hijo único:
Está entre personas adultas que pueden más que él.
Desarrollan habilidades para lograr la aceptación de los adultos. Todo el amor se concentra en un solo hijo,  superprotección, mimos, contacto excesivo entre el hijo y uno de los padres, impidiendo la recepción más contactos sociales.
Centro de interés de los adultos, se  encuentra muy interesado en su propia persona. 
Dificultad para el ejercicio de conductas sociales. 
Hijo Mayor:
Mientras se es único, centra sobre si el interés. Se ve destronado, puede producir el desánimo y la neurosis. El niño se siente abandonado, perjudicado, competidor. Pueden surgir protestas activas y pasivas. Debe ser educado para la cooperación, puede mostrar actitudes  positivas, volverse complaciente.
Pretenden dominar a los demás.Conserva el orden de las cosas.
Segundo Hijo: 
Tiene uno más fuerte, por delante, lo que  le motiva a esforzarse, superarle.
Como si participaran en una carrera, hiperactivos, ambiciosos. Revolucionario, subvierte el orden. Vivencia de no poder alcanzar al predecesor, desánimo, resignación
Protesta pasiva.
El del medio  
Desánimo, desplazamiento por el menor, protesta pasiva hacia arriba, y activas hacia abajo ,se combate ,0sometimiento del menor. 
Hijo Menor
No tiene sucesores, si predecesores. Tiene ímpetu para sobrepasar a sus hermanos y ser el mejor. Estimulados por los hermanos. No poder hacer lo que pueden o les está permitido a los adultos y los mayores que le rodean. Se le da todo hecho, tanto para tomar decisiones, para asumir responsabilidades. No poder, no deber. Es mimado, consentido, chivo expiatorio. 
Otros factores:
Las expectativas, desafíos, las vivencias de éxito, de fracaso, lo que el niño haga de ello. Influencia de la educación. 
Un niño que sea preferido por sus padres. Comparado con grupo de amigos, que no se crean aceptados, puesto inferior de jerarquía social, que se vean desplazados, marginados, se sienten relegados. 
                                                                                                                                                        
TRASTORNOS DE CONDUCTA:

   Adler sostenía que los niños y adolescentes pueden tener  trastornos en la  conducta, por tratar de   vencer el sentimiento de inferioridad, por el lado inútil,  no dirigido hacia la sociedad.
   Se ha establecido que cada niño opera  de  acuerdo a una  apercepción tendenciosa, son las   asunciones   inconscientes que dirigen las relaciones con otros. El comportamiento de un niño  tiene un propósito definido, que está orientado a una meta. Adultos que reconocen las metas erróneas, tienen una oportunidad de cambiarlos. Si no conocen o comprenden las metas, ellos refuerzan este mal comportamiento y  continúa.
  Cuando los niños se sienten  afirmados, amados y  animados, sienten que pertenecen al grupo, que valen y son aceptados. Su meta  es la cooperación.
En  cambio, cuando  sienten  que no son aceptados y su  auto estima es baja,  se sienten descorazonados, desanimados. Sienten que no pertenecen a través de medios constructivos, por lo que tanto  se comportan mal  inconscientemente, con el fin de encontrar lugar para  que sean   reconocidos.
 

 
SENTIDO  DE LA VIDA:
Los seres humanos viven en el terreno de los significados.  Experimentamos la  realidad a través del  significado que le damos, no en sí misma, sino como algo  interpretado. Ese  significado está siempre incompleto,  nunca es enteramente  cierto, el terreno de los  significados es el de los errores.
 Si observamos las acciones, la conducta, descubriremos que posee su propio  e individua l” significado de la vida”  y  existe una determinada  consideración del mundo y de sí mismo.                      
  Los principales  problemas  pueden estar agrupados en torno a lo ocupacional, social y al amor. Si están orientados sólo a sí mismo, sería un significado erróneo. 
 
   El niño a los 4 años, ha fijado su objetivo  y su plan de vida,  en una dirección  que puede ser  verdadera o errónea.
  Los errores en   el significado otorgado a la vida  sólo  pueden ser corregidos  reconsiderando la situación en la que se ha realizado la defectuosa interpretación.
 -Según Adler el verdadero significado de la vida es cuando se cumple lo  relacionado  al amor, al  trabajo, y a lo social, y busca la contribución y  el interés  por el bienestar de los demás y tiene la capacidad de cooperar. El  sentido de la  vida es  también un mecanismo protector de la resiliencia.                          


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada